fbpx

La cédula electrónica en Colombia

Desde julio, el registrador nacional de Colombia, Alexander Vega, empezó a hacer público el actual plan del estado colombiano de unirse a la tendencia de la digitalización de la identidad, los trámites y servicios ciudadanos. Para este efecto, la registraduría precisó que todo colombiano podrá acceder a una cédula digital desde el mes de noviembre, con la cual podrá validar su identidad por medios remotos y acceder a distintos trámites desde su teléfono móvil, incluido el ejercicio del voto.

Las cédulas digitales no son algo novedoso, pues países como Australia, Francia, Canadá, Alemania y Suecia manejan hace tiempo esquemas de identificación digital complejos, que incluyen documentos de identidad para temas de e-government, trámites bancarios o simplemente para acceder a diversos servicios, de carácter público y privado, que requieran la autenticación de la identidad por medios remotos.

El proyecto de cédula digital colombiano tampoco resulta inesperado a nivel nacional, pues siguiendo el curso del actual proceso de digitalización del estado colombiano y el fortalecimiento de estrategias de E-Government, desarrolladas desde el MINTIC, se entiende que el paso a seguir es establecer un medio de identificación digital para todos los ciudadanos, que permita eliminar, o al menos disminuir, la presencialidad obligatoria que conllevan ciertos trámites, garantizando la autenticación de la identidad de quien está detrás de la pantalla.

Frente al nivel de certeza de la identidad que ofrece este nuevo documento, ha dicho el registrador nacional, Alexander Vega, que la cédula digital contará con un particular nivel de seguridad, incluso superior al ofrecido por la cédula de ciudadanía en físico, valiéndose de la identificación y autenticación biométrica, evitando la suplantación de identidad, garantizando la protección de datos personales y generando confianza en los servicios que ofrecen las entidades públicas y privadas. Este elemento de seguridad es fundamental en el proceso de incorporar la cédula digital al panorama general de identificación en Colombia, puesto que, con una garantía de seguridad, el ciudadano es incentivado a confiar en dicho documento como herramienta útil en el desarrollo de trámites y servicios.

Ahora bien, algunos han confundido la implementación de la cédula digital como medio de identificación con la creación de la llamada “Carpeta Ciudadana” y la implementación de la interoperabilidad, es decir, la formación de un sistema de información unificado digital en el que se de cuenta de todas las operaciones que realiza un particular frente al estado. Sin embargo, es importante aclarar que estos dos elementos no están necesariamente relacionados con la cédula digital, y que aunque pueden ser eventualmente facilitados por la implementación de un documento de identificación digital, no condicionan la existencia de la cédula electrónica ni afectan la utilidad que se le ha previsto, solo componen un paso adicional en el proceso de digitalización del estado.

Finalmente, cabe mencionar que según lo planteado por la registraduría, el acceso a la cédula digital es completamente voluntario, y tiene un valor adicional como si se tratase de un duplicado de la cédula de ciudadanía en físico, por lo que, se entiende que en este proceso de digitalización de la identidad queda pendiente un elemento clave: la accesibilidad y comprensión plena del ciudadano frente a la cédula digital. Aún con las ventajas ofrecidas por la creación de un documento de identidad digital, tanto para los ciudadanos y como para el estado en su proceso de digitalización, no es suficiente crear o poner a disposición este tipo de herramientas para un fragmento limitado de la sociedad; sino que también resulta de vital importancia que el estado colombiano invierta su tiempo y recursos en hacer que todos conozcamos las ventajas y la facilidad que conlleva incorporar herramientas tecnológicas en la cotidianidad, además democratizándolas de manera que la capacidad adquisitiva del ciudadano no le impida acceder a las ventajas que ofrece la innovación.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario